dimarts, 8 de juny de 2021

Dorm

Dorm el palpís esperant-te,

desitjant la matinada, 

quan l’espurna del teu tacte

esvara la pell i l’ànima.


Recorre l’aire somiant-te 

besa el frec d’una manyaga, 

cerca el goig entre les mantes,

troba el tel d’una besada. 



Respon el teu llavi a l’acte, 

encetem banquet i àpat

responen les meves ganes, 

de cop el seny... s’entrebanca. 



Àngels de la Torre Vidal ©

08/06/2021



dimecres, 19 de maig de 2021

Entre palabras

Te escondiste entre los versos,
de una estrofa bien rimada,
oculto entre dos momentos
de mi piel, bajo las sábanas.

Te he buscado entre dos besos,
te he encontrado entre palabras,
me han besado tus anhelos,
me han rozado cuerpo y alma.

Me he bebido tus desvelos,
mientras tus manos volaban,
y vertían en mi pecho
perfume de flor de albahaca.

Y me he entregado al deseo,
vendiendo a satán mi alma
por ser presa de tus dedos
por ser placer en tu cama…

ser el gemido postrero,
del orgasmo de palabras.

Àngels de la Torre Vidal ©
Del Poemario Inédito “Piel contra Piel” © 

Obra de la fotografía: David Casallachs Pérez (c)


 

Aquesta nit


Vine amb mi aquesta nit,
em vestiré amb llum de lluna,
i em posaré a la cintura
verdolaga i gessamí.

Et versaré amb delit,
una estrofa amb confitura,
amb mel i fruita madura
que beuré sobre el teu pit...

Et rimaré de desig,
amb mil paraules d’escuma,
que rajaran una a una...
pels palpissos dels meus dits.

Vine amb mi aquesta nit,
i donarem sepultura
a tot secret i censura
sota els llençols del meu llit.

Àngels de la Torre Vidal ©
18/02/2020


dijous, 13 de maig de 2021

Partis confinats a casa

Una perica coqueta
i un “pericu” ben plantat,
agafats de la maneta
la tele junts miraran.

Es posen la mascareta,
i també, bufanda i guants,
el barret i la jaqueta...
tot dels colors blanquiblaus!

S’instal·len a la saleta, 
l’himne del club van cantant,
sacsegen bé la bandera,
i li xiulen al rival.

Van passant una estoneta,
al 21 piquen mans,
escridassen sense treva
al grup arbitral i al VAR.

Es fan una cerveseta
als vols de la mitja part,
critiquen la banda dreta,
l’esquerra i els dos centrals.

Recorden amb gran tendresa 
l’ambient de la gent al camp,
els crits de qui seu darrere,
els brams de qui seu davant.

Acaba el partit i es besen,
han perdut però “és igual...”
no els guanyarà la tristesa...
hi estan ben acostumats.

Proper partit amb certesa...
guanyaran malgrat el VAR
malgrat l’àrbitre i la premsa...


I AVIAT TORNARAN AL CAMP!

Àngels de la Torre Vidal © 
 


 

dimecres, 23 de desembre de 2020

Capítulo 1. Bienvenido a Plumas

 

Cuando un escritor consagrado fallece, tiene que poner su talento a disposición de aquellos imbéciles que se creen con dotes para escribir. Así, tras unos días de aclimatación, pasa a formar parte de “Plumas desde el Más Allá, Asociación Ilimitada”.

No a todos sus miembros les gusta el nombre, ya que les parece que hace alusión a pájaros o a indios, pero los más veteranos se negaron en la última junta a cambiarlo por “Teclados desde el más Allá” como habían propuesto los llegados más recientemente.

La verdad es que tienen el chiringuito bien montado. Los veteranos pueden escoger alumno, los recién llegados no. Les puede tocar cualquier tarado con ganas de maltratar el lenguaje y… tener que aguantarse.

Vaya… discúlpenme, llega un novato. 

- Buenos días.

- Buenos días, me han hablado de la Asociación y aquí me tiene a su disposición –me suelta con una sonrisa.

-  A ver, menos sonrisas y vamos al grano. Le voy a abrir la ficha. Nombre completo, por favor.

-  Leandro Cascales Cardeñosa.

- ¿Especialidad literaria?… si tiene alguna…

- ¡Hombre! Faltaría más, ¡novela negra!. Soy uno de los referentes de la Novela Negra de este país.

- No le he pedido comentarios, sólo responda a aquello que le pregunto. Y por favor, aquí arriba somos de muchos países, así que deje de hablar del suyo como si fuera el único. Vaya acostumbrándose. ¿Cuántos libros ha publicado?

- Veinticinco.

-  Coja un papel de encima de la mesa, una pluma y escriba los títulos con letra clara y sobre todo con mucha pulcritud ya que el documento quedará incorporado a su historial.

-  ¿Con pluma y tinta? ¿Quiere que me pase media hora para escribir veinticinco líneas?

-  Sí y sin comentarios, por favor. No me interesa su opinión.

Coge la pluma como si le fuera a morder. Al levantarla del tintero le cae el manchurrón de tinta sobre el papel. Le invito a que coja otro y empiece de nuevo.

“Éste me deja sin hojas. Qué sujeto más torpe.”

Veinticinco hojas más tarde ya tengo la lista de sus publicaciones.

- Ahora rellene este impreso. Al final del mismo verá explicado el funcionamiento de la Asociación y cómo adquirir puntos.

- Puntos ¿para qué?

Léalo por favor. El folleto se lo explica todo.

“También es lento leyendo”

- Disculpe, pero aquí dice que no puedo escoger alumno. ¿Y si es un zote de esos que se cree un gran literato

- Pues nada, a ayudarle a que no lo sea tanto.

- Y para sumar puntos ¿me tienen que poner una plaza o calle allá abajo? ¿Cómo puedo controlar yo eso? Y además, acabo de traspasar. Esas cosas las hacen cuando uno ya lleva muchos años muerto. ¿tengo que soportar a mediocres durante tanto tiempo?

- No me haga tantas preguntas a la vez, que me estresa. Exacto, usted no puede hacer nada. El buen escritor lo es gracias a sus lectores y a su reconocimiento. Usted no puede comprar ni controlar eso. Y no se preocupe, que aquí el tiempo pasa a otro ritmo. 

- Pues menos mal que no soy poeta. Eso de empezar con letristas de canciones a los que no escucha ni el silencio…

- Ya le he dicho que no me interesan sus opiniones. Rellene y firme el formulario, por favor.

- ¿Y si no lo firmo, qué? 

- Pues mire, puede que tenga suerte y acabe como recepcionista de la asociación cuando yo deje el puesto.


Àngels de la Torre Vidal (c)

Plumas desde el Más Allá"